Categorías
IT

Tú también puedes colaborar en la investigación sobre el COVID-19

Muchas investigaciones científicas requieren de gran capacidad de cálculo, para lo que haría falta un superordenador. Y una forma de tener un superordenador (sin tenerlo) es usar los recursos de miles y miles de ordenadores distribuidos por todo el mundo. La plataforma BOINC permite hacer exactamente eso: solo hay que instalar el cliente BOINC y elegir a qué proyectos científicos queremos unirnos. El programa irá descargando tareas automáticamente y completándolas cuando no estemos usando el equipo.

Rosetta@home es uno de los proyectos que está ayudando en la lucha contra el COVID-19, prediciendo la estructura de proteínas relacionadas con la enfermedad.

También está disponible el proyecto COVID-PHYM de Ibercivis, cuyo objetivo es investigar si hay fármacos antivirales ya existentes que sean eficaces en la lucha contra el coronavirus. En la página del proyecto también explican paso a paso qué tenemos que hacer para empezar a colaborar.

Más información…

Categorías
La Vida Reflexiones

Lo del confinamiento

Dada la época convulsa que nos está tocando vivir (COVID-19, alerta sanitaria, etcétera etcétera), qué menos que aprovechar las virtudes terapéuticas de la escritura y hacerse un blog.

Confesión: llevo bien lo del confinamiento. Me preocupa mi familia y ojalá salgamos todos de esta de la mejor forma posible; pero estar más en casa, así como concepto, es buenísimo para mí. He descubierto las bondades del teletrabajo, del ejercicio y de cocinar (ojalá haberlas descubierto en otras circunstancias, también). Me quedo en casita, hago mis labores y no pongo en peligro a nadie.

Por desgracia, parece que hay prisa por volver a las rutinas anteriores lo antes posible, cosa que me confunde. ¿Quién iba a querer volver a?…

  • Gastar tiempo, gasolina y dinero en desplazarse al trabajo
  • Tener que llevarse comida o que comprarla
  • Estar lejos de familia/mascotas/plantas prácticamente todo el tiempo
  • Esas reuniones que sí podrían haber sido emails

Nadie, nadie quiere, por dios. Mi mente se agota solo de pensarlo.

Hemos demostrado que trabajando desde casa podemos hacer lo mismo que desde la oficina, o incluso más y mejor. Hemos comprobado (a la fuerza) que la normalidad puede ser diferente. Aprovechemos ese conocimiento.